Acúfenos, qué son y cómo tratarlos

 In Patologías del oído

Los acúfenos o tinnitus no son una enfermedad, sino un síntoma relacionado con el sistema auditivo. Son un síntoma frecuente en la población. 

 

Los zumbidos en los oídos se presentan entre un 10-17%, pero en la mayoría de los casos, no molesta (porque no se produce alteración en su procesamiento central) y no es necesario realizar ningún tratamiento específico.

La palabra “tinnitus” deriva del latín “campanilleo” y se define como la percepción de un sonido sin que exista una fuente sonora externa que lo origine.  Es decir, la persona escucha un sonido (un zumbido, pitido, murmullo, soplos…) sin que nada externo lo esté provocando.

Los sonidos más frecuentes que escucha el paciente son los de tono agudo. En algunos casos, pueden alterar y llegar a interferir con la concentración y realización de actividades cotidianas.

Según la “American Tinnitus Association” el acúfeno grave representa el tercer síntoma más incapacitante que puede sufrir un individuo, después del dolor intenso y los trastornos del equilibrio.  Según la Organización Mundial de la Salud, un 8% de la población sufre tinnitus en España.

acufenos tinnitus

¿Cuáles son las causas de los acúfenos?

En la actualidad se desconocen pero se sabe que la causa de la molestia es una disfunción de la vía auditiva que es reversible y puede tratarse con la terapia de reentrenamiento o habituación (TRT).

Los factores que pueden facilitar su aparición son la hipoacusia o pérdida de audición, una infección de oído, la exposición prolongada a ruidos fuertes, la ingesta de fármacos tóxicos (ácido acetilsalicílico, quinina, algunos antibióticos…), tumores del nervio acústicos y otras causas como problemas en la columna vertebral, disfunción temporomandibular, hipertensión arterial, etc.

Por otra parte, la mayoría de los zumbidos se deben a lesiones del oído interno, específicamente de la cóclea o caracol. Pueden también relacionarse con daños en el nervio auditivo. También lo pueden causar los trastornos de la boca y articulación temporo-mandibular (interferencias dentales, falta de piezas dentales, maloclusión dental, caries, bruxismo, etc…) y lesiones cervicales altas también son susceptibles de provocar acúfenos.

Algunas circunstancias pueden hacer notar un aumento de los acúfenos en el oído como son los ruidos fuertes y situaciones de estrés.

 

¿Qué tipo de acúfenos hay?

Tinnitus Subjetivos

En los casos de acúfenos subjetivos, el paciente percibe ruidos sin que exista estímulo acústico, por lo que otras personas y el médico mismo no pueden escucharlos. Constituyen, aproximadamente, el 95% de los casos.

 Tinnitus Objetivos

En cambio, en el caso de los acúfenos objetivos, pueden percibirlos tanto el paciente como el médico. Suelen implicar el ruido del flujo de los vasos sanguíneos, provocando un sonido pulsátil (al ritmo de los latidos del corazón) y sincrónico con el pulso. 

Los producen estructuras cercanas al oído que, en algunos casos, no pertenecen a él. En otras ocasiones, el sonido se parece más a un clic rítmico.

Tinnitus Sensorial

El tinnitus sensorial es típicamente un efecto secundario de un sistema auditivo deteriorado. Hasta la fecha, no existe una cura conocida para el tinnitus sensorial, pero el uso de un programa de control del tinnitus establecido puede ayudar a controlar el tinnitus y reducir sus efectos negativos.

Tinnitus Somático o Conductivo

El tinnitus somático es un tipo de tinnitus que generalmente está relacionado con el movimiento físico y el tacto. Puede ser generado por espasmos musculares en la oreja o el cuello, y por otras fuentes mecánicas. 

Cualquier cosa que haga que el cuello se retuerza, como una almohada o que gire el cuello para mirar al microscopio, puede ser la fuente del tinnitus somático. Los problemas dentales como las muelas del juicio impactadas y el estallido del haw también pueden crear este tipo de tinnitus.

El tinnitus somático también se conoce como tinnitus conductivo, lo que significa que es tinnitus causado por más funciones externas, en lugar de causas sensoriales / neurológicas. A veces, otras personas pueden escuchar las causas mecánicas del tinnitus.

¿Cómo se diagnostican los acúfenos?

Los acúfenos o zumbidos en los oídos son una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido y sin que se registre una actividad vibratoria coclear, fenómeno que se produce ante un ruido exterior.

Con frecuencia los pacientes con acúfenos refieren hiperacusia, un aumento de sensibilidad hacia los ruidos externos que hace que se toleran peor.

Ante la presencia de este síntoma, es necesario explorar el oído y la vía auditiva para descartar que no exista un problema a nivel central.

 

Consejos a seguir si se sufre de acúfenos

Se aconseja evitar la exposición a ruidos y sonidos fuertes y evitar estimulantes como la cafeína y la nicotina.

Es aconsejable realizar ejercicio físico diario, pues favorece el descanso adecuado y disminuye la fatiga.

En cuanto a la dieta, se recomienda disminuir el consumo de sal y evitar los estimulantes como la teína, cafeína y chocolate.

Recommended Posts

Leave a Comment

pérdida auditiva